"Mis aspiraciones en la vida"

Obama, el guerrero de los aviones teledirigidos

Dave Lindorff en Counterpunch
Personalmente, me pareció que el discurso inaugural del Presidente en su segunda y última investidura como tal, no sólo fue insípido, también indecente, alcanzando su punto más repugnante hacia el final, cuando dijo lo siguiente: “Nosotros, el pueblo, todavía creemos que la seguridad y la paz duraderas no necesitan de una guerra perpetua… Mostraremos el valor suficiente para intentar resolver de forma pacífica nuestras diferencias con otras naciones, no porque seamos ingenuos acerca de los peligros a los que nos enfrentamos sino porque el compromiso, mantenido de forma duradera, puede acabar con la sospecha y el temor…  Y debemos ser fuente de esperanza para los pobres, los enfermos, los marginados, las víctimas de los prejuicios, no por mera caridad sino porque en nuestra época la paz necesita que sigan constantemente avanzando los principios que nuestro común credo describe: tolerancia…

Ver la entrada original 1.108 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s