Memorias De Una Vida

El incienso empieza a consumirse…

 

Día lluvioso que te impide salir de aventura y te obliga a quedarte en casa encerrado.

Después de un montón de fines de semanas no salgo a visitar ningún lugar extremeño y aprovecho para descansar, para intentar levantarme tarde (aunque no lo he logrado) y para no hacer nada.

Rápidamente te arrepientes y te empiezas a aburrir. No sabes qué hacer y necesitas salir de casa rápidamente. Al final la idea de quedarse en casa no es tan buena y escribes a la gente por si hay planes de salir aunque sea para tomarte un café rápido.

Esta mañana recibía de una amiga una foto de su perrito recién comprado e inevitablemente me acuerdo del mío fallecido hace un mes. No hago nada más que mirar fotos de él cuando era pequeño. Nunca me canso. Qué bien lo hemos pasado juntos amigo. No hay…

Ver la entrada original 191 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s